viernes, 27 de julio de 2007

DEMOGRAFÍA DE ESTADOS UNIDOS


Las características demográficas en cuanto a la edad y el sexo en Estados Unidos han cambiado considerablemente durante el siglo XX debido a las fluctuaciones en los nacimientos, muertes y migraciones. La población estadounidense se ha cuadruplicado en un siglo. De los 76 millones de habitantes que vivían en 1900 se ha pasado a la cifra de 300 millones de habitantes en el año 2006, según el U.S. Census Bureau. Estados Unidos tiene un crecimiento anual de la población del 0,92%.


Durante el siglo XX la inmigración fue de más de 40 millones de personas. En el 2004 la tasa de inmigración neta estimada era de 4,4 emigrantes por cada 1.000 personas. En el mismo período, nacieron 330 millones de bebes. En 2002 la tasa de fertilidad fue de 64,8 nacimientos por 1.000 mujeres de entre 15 y 44 años. Asimismo, el 34% de total de nacimientos procedían de madres solteras.
Alrededor de 165 millones de personas murieron en el siglo XX.


En 2002 se registraron 2.443.387 defunciones que representaron una tasa de mortalidad de 8,5 fallecidos por cada 1.000 habitantes. Las dos principales causas de muerte fueron las enfermedades del corazón (28,5%) y el cáncer (22,8%) las cuales representaron el 51,3% del total de muertes en ese año. Entre 2001 y 2002 las enfermedades del corazón y los derrames descendieron un 0,5% (3.125 personas). Esta reducción fue consecuencia de la mejor detección y control de la hipertensión arterial, disminución del tabaquismo y un conocimiento cada vez más completo de la función que cumplen las grasas animales en la producción del colesterol. Por su parte, el cáncer descendió un 0,1%. Asimismo, entre las otras causas de muerte algunas fluctuaron sensiblemente y otras se mantuvieron invariables entre 2001 y 2002. Además, en 2003 la tasa de mortalidad infantil fue de 7,0 fallecidos por cada 1.000 nacidos vivos.


La esperanza media de vida al nacer en EE.UU. es de 77,1 años (80 años las mujeres y 74,4 años los hombres).